Cuenco grabado 15cm DO 278

 115,00 IVA incluido

Precioso cuenco tibetano grabado a mano con el mantra de la compasión Om Mani Padme Hum más el símbolo de OM.
Pieza única.

Sonido que te envuelve, es mágico y seductor. Muy adecuado para calmar la mente y terapias energéticas.

Material:  10 metales.
Diámetro: 15cm
Peso: 550g
Nota principal: DO
Frecuencia fundamental: 278 Hz

Escúchalo aquí:

Sin existencias

Categoría: Etiquetas: ,
Si te gusta, comparte. Gracias!

Descripción

Cuenco tibetano artesanal martillado y grabado a mano.

Estos cuencos tibetanos son decorados con simbología Hindú y Budista. La creencia afirma que la energía de los símbolos y mantras grabados en el cuenco ejercen una influencia energética positiva en aquellos lugares en los que se guardan o exhiben. Por otra parte, al activar el sonido del cuenco, la energía de los mantras y símbolos es expandida hasta donde el sonido llega, proporcionando estos beneficios específicos a todos los seres que son bañados por la vibración.

Origen: Nepal

Incluye una baqueta de regalo.
El cojín se vende por separado.


* Sobre la medición de frecuencias: Los cuencos artesanales poseen una rica gama de sonidos armónicos, por lo que no les define una única frecuencia. Para la medición se han utilizado diferentes apps (Datuner, Tuner Pitched…) y es posible que con cada aplicación, y según el tipo de baqueta o mazo que se utilice, los valores de la medición varíen ligeramente.

** Este cuenco tibetano sonoro es una pieza única y la fotografía corresponde al producto real que usted recibirá. Avisamos de que la tonalidad de color puede variar tanto por la fotografía como por la resolución de la pantalla.

*** La grabación sonora corresponde al cuenco real que usted recibirá. Advertimos de que el sonido puede cambiar ligeramente dependiendo del tipo de baqueta o mazo que se utilice.

Suscríbete a ofertas y novedades

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

También te recomendamos…